Xune Elipe: «El filón de la música asturiana»

La música asturiana y tola actividá que ta xenerando alredor suyo nos últimos tiempos tendría que facenos reflexonar colectivamente a tolos axentes implicaos nella sobre qué papel queremos que xuegue na nuestra sociedá. De mano, hai que rescamplar la capacidá d’autoorganización de la escena musical d’espresión asturiana -aquella que por tradición o idioma puede axetivase como tal-, frutu de la voluntá de ser, existir y resistir d’unos y unes creadores que col so llabor faen del nuestru país una verdadera potencia nesti campu, mui penriba d’otros territorios (a nivel estatal o internacional) muncho más grandes territorial y poblacionalmente.

Apocayá asoleyábase un vídeu resume del proyectu nomáu La Buelga; ésti consistía nuna residencia artística financiada pol organismu del gobiernu d’Irlanda pal desarrollu cultural naquella islla, l’Arts Council. La esperiencia tuvo dirixida pol guitarrista Ewan Cowley y el so oxetivu yera averar y fusionar les músiques d’Irlanda y Asturies, por esta última los representantes foron Leticia Baselgas y Rubén Bada, que llevaron los nuestros sones y trabayaron a comuña con otros intérpretes. El resultáu final nun pudo ser más interesante y atractivu, d’una elegancia y finura sobresaliente, como pudo comprobase nel conciertu final qu’ufiertaron. Ye dicir, el gobiernu irlandés financia -paga- a unos músicos pa interrellacionar dos tradiciones musicales, y tenemos la suerte de que, gracies a la internacionalización de la nuestra escena sonora, una d’elles seya l’asturiana. Mentanto equí, les úniques esperiencies más o menos asemeyaes namás se dan nel campu de la escritura, como la Beca «Asturies» de Lliteratura Asturiana en Residencia; d’esta manera, la Conseyería de Cultura, Política Llingüística y Turismu del Gobiernu Asturianu patrocina una estancia de creación lliteraria n’asturianu o gallego-asturianu na Residencia Literaria 1863 d’A Coruña, a lo llargo d’un mes, pa la creación d’una obra esclusiva. La propia comisión de valoración de los proyectos presentaos considera esta esperiencia «un apueste por un ecollingüismu real que favoreza l’intercambiu ente les comunidaes creadores d’Asturies y Galicia». 

«El gobiernu irlandés paga a unos músicos pa interrellacionar dos tradiciones musicales, y tenemos la suerte de que, gracies a la internacionalización de la nuestra escena sonora, una d’elles seya l’asturiana»

La edición 51 del Festival Intercélticu d’An Oriant/Lorient dedicóse a Asturies, colo que la so representación tuvo más pesu y protagonismu. Ye esti un eventu multidudinariu (calcúlase que pasaron per él unes 900.000 persones ente’l 5 y el 14 d’agostu) y d’enorme repercusión internacional del que’l nuestru país fai parte de la so organización dende 1987, pues bien, hasta’l presente añu nun hubo una representación del Gobiernu Asturianu al altor de lo que les circunstancies esixiríen, nun acontecimientu que tresciende, con muncho, el simple aspectu musical. Bienllegada seya esa actitú nueva de los responsables políticos asturianos que, por fin, se decataron de la importancia de tar presentes d’una manera curiosa nun llugar imprescindible pal espardimientu internacional de la ‘Marca Asturies’. La nuestra delegación rellumó y algamó cumales artísticos emponderaos pola crítica y el públicu, ehí tán el llogru del Toféu MacCrimmon pol gaiteru sierense Fernando Vázquez Cárcaba o del Troféu Loïc Raison de grupos folk poles mierenses Algaire. Foi la nuestra una representación musical amplia y la presencia asturiana tuvo munches lluces, pero tamién solombres; nesti sen, echóse en falta que nun hubiere nengún/a representante de la nuestra música vocal por escelencia, la tonada (que de xuru diba llamar abondo l’atención al tipu d’asistentes al festival), o del rock celta que se fai nel nuestru país. Ente les ausencies más sonaes tuvo la d’un restorán que promocionare l’abondosa ufierta gastronómica patria, pero tamién la de la producción musical, dalgo incomprensible nun eventu como esti, más cuando s’ufiertó esa posibilidá. Discos de música asturiana nun hubo, pero sí presencia de la lliteratura en llingua asturiana, con un recital protagonizáu por cuatro escritores, y que nun suene esto a crítica nenguna, cenciellamente ye la constatación d’un fechu.

«La presencia asturiana esti añu en Lorient tuvo munches lluces, pero tamién solombres: echóse en falta tonada, rock celta, un restorán y discos de música asturiana»

La producción musical asturiana, que nos últimos años sufriera un baxón importante, foi pasu ente pasu recuperándose pola voluntá de los grupos y solistes y la so capacidá de rexeneración. Llama l’atención que nesti aumentu de productos que tienen a la música del país como protagonista la implicación y intervención de l’alministración pública prácticamente ye nula. Les ayudes a la producción discográfica nunca foron gran cosa (de les veces que mayor dotación algamaron rondaben los 20.000 €), pero anguaño desapaecieron y namás hai una llinia xenérica a la que se pueden presentar tou tipu de proyectos en cualquier idioma. El mercáu y les dinámiques musicales camudaron abondo, relegando la publicación física hasta la intrescendencia, algamando una primacía absoluta la distribución dixital. Esti fechu fixo que los creadores s’adaptaren a esta situación nueva y nun vieren atractives les ayudes a la producción discográfica, amenorgando de manera bultable los proyectos que se presentaben a elles. Sicasí, en cuenta d’amoldar les ayudes a esa realidá decídese acabar con elles; nesti momentu ye muncho más interesante y efectivu apoyar la grabación más que la fabricación física. Que los grupos y solistes puedan rexistrar les sos creaciones nun bon estudiu de grabación ye fundamental pal desendolcu de la nuestra escena musical, sería una manera afechisca d’apoyar al sector y afalar la so creatividá; ensin escaecer facilitar a los artistes que puedan facer una bona campaña de promoción del so trabayu. Otra vuelta, la comparanza coles ayudes a la edición bibliográfica (109.400 €) muestra un desequilibriu perimportante –cásique obscenu- ente la incidencia social de la música d’espresión asturiana y l’apoyu que recibe por parte de l’alministración autonómica. Bien ye verdá que’l Premiu «Camaretá» al Meyor Cantar sigue convocándose, anque ún de los aspectos que lo facíen más atractivos como yera la presencia del ganador nel concursu Liet International yá hai años que desapaeció, polo que quiciaves ye necesario da-y una vuelta pa que tenga mayor incidencia social, presencia pública y relevancia nel panorama musical del país.

«Los 20.000 euros d’ayudes qu’enantes se daben a la producción discográfica en comparanza colos actuales 109.400 € d’ayudes a la edición bibliográfica muestra un desequilibriu perimportante ente la incidencia social de la música d’espresión asturiana y l’apoyu que recibe por parte de l’alministración autonómica»

El papel que tendríen que tar desempeñando los medios públicos de comunicación nun se ta produciendo tolo bien que sería deseable. La RTPA ha involucrase muncho más nel desarrollu del sector musical del país; antecedentes como’l programa El Club Musical representen esperiencies bien valoratibles de cómo se pueden facer les coses. Na programación actual hai una falta considerable de la escena musical creativa y orixinal, con una sobrerrepresentación de la escena «orquestera» y, en menor midida, de la estrictamente tradicional (ye de xusticia facer mención equí del espaciu Axuntábense). A esto hai qu’añader la incertidume sobre la continuidá del espaciu Al Son, l’únicu programa dedicáu n’esclusiva a la música d’espresión asturiana de toles ondes radiofóniques del país (depués de la desapaición de la RPA hai yá años d’espacios como Abriendo Camín o Canta l’Uxu). Ye necesaria una cierta dosis d’ambición y apueste pol futuru, una posible acción a poner en marcha bien podría ser la creación d’una canal radiofónica dedicada dafechu a la escena musical d’esta tierra, que trescienda’l simple filu musical y seya’l referente del nuestru panorama sonoru. Exemplos d’ello hailos dende hai bien d’años n’otros entes autonómicos de comunicación (EiTB tien tres canales d’esti calter: Gaztea, Euskal Kantak y Musika; CRTVG tien tamién otres tres: Radio Galega Música, Son Galicia Radio y Radio Picariña; CCMA dos: Catalunya Musica y iCat; RTVA tres: Canal Sur Radio Música, Canal Fiesta y Flamenco Radio). Una iniciativa d’esti calter nun tien porqué resultar necesariamente cara nin llevar una cuantía económica escesiva.

«La RTPA ha involucrase muncho más nel desarrollu del sector musical del país»

A lo llargo de más de venti años, al traviés del Anuariu de la Música Asturiana, fuimos analizando la situación de la escena sonora del nuestru país, incidiendo nes sos carencies y asoleyando posibles víes y acciones de desarrollu. Poques, mui poques, veces vimos feches realidá dalguna de les nuestres propuestes, teniendo la sensación de ‘dar voces en castañéu’. Otra vuelta, queremos proponer unes poques llinies de trabayu -unes más concretes y otres más xenériques- pa una política musical amañosa pal tiempu actual: internacionalización (por exemplu con ayudes específiques a la realización de xires fuera d’Asturies d’artistes nes llingües propies); presencia institucional en festivales, feries y otros eventos; intercambios musicales con otres alministraciones; beca de creación d’obres musicales d’espresión asturiana (podríen estrenase’l Día d’Asturies); les yá citaes ayudes a la grabación y promoción; instauración del Día de la Música Asturiana (nuna fecha relevante de la so historia, tipu’l nacimientu de Torner, por exemplu); apoyu a los festivales, alcuentros o eventos que tengan a la música asturiana como protagonista principal; favorecer sinerxes creatives ente escenes estremaes (tonada, rock, electrónica, folk, clásica…); afitamientu d’un circuitu d’actuaciones (en collaboración coles entidaes locales, como yá se fai nel programa Asturies en Rede); presencia amañosa nos medios de comunicación de titularidá pública… Son estes namás unes posibles llinies d’actuación, que nun agotaríen lo que tendría que ser una bona política musical; pa faceles realidá namás -y ná menos- que fai falta voluntá institucional y dotación económica afechisca. Otra manera, la música n’asturianu y gallego-asturianu precisa d’un tratamientu singular y específicu al entendela como una ferramienta central pa la normalización llingüística.

«La música n’asturianu y gallego-asturianu precisa d’un tratamientu singular y específicu al entendela como una ferramienta central pa la normalización llingüística»

La Música Asturiana hai yá décades que ye una realidá irrefutable, que vien dándonos allegríes constantemente, ye un factor d’espardimientu del país de primer nivel, llevando con ella la cultura, les llingües, la gastronomía, la lliteratura y el paisaxe d’esta tierra per dayuri. Ye responsabilidá de tolos sectores implicaos (especialmente’l Gobiernu Asturianu) que’l filón que representa la nuestra creación musical seya valoráu en base a la so importancia y incidencia social.


XUNE ELIPE. Músicu, productor cultural y director del Anuariu de la Música Asturiana.

Dexa un comentariu

X